Lista de Deseos 0

TENDENCIAS: ENTRE EL LOUNGEWEAR Y EL STREETWEAR DE PROTECCIÓN

heading_title

SOBRE JULIANA VILLEGAS ARIAS

Periodista manizaleña con más de 15 años de experiencia en medios impresos especializados en moda, belleza y estilo de vida. Creadora del blog Una adicción llamada moda y ex editora de revistas de moda como INFASHION y FUCSIA.

@julianavillegasa

https://unaadiccionllamadamoda.wordpress.com 


En medio de la zozobra que nos deja la pandemia, hay algo muy claro: la moda ya no es ni será la misma. El tele trabajo, una modalidad laboral que estaba en crecimiento, será ahora la norma y no la excepción. Esto, por supuesto, trae consigo un estilo de vestir muy definido que, seguramente, permeará las colecciones venideras de buena parte de las marcas y diseñadores a lo largo y ancho del planeta.

El loungewear, un universo de vestuario que poco a poco ha ido ganando terreno en el universo de la moda femenina, ha llegado para quedarse… en casa. La ropa para estar confortable y relajado se caracteriza por utilizar materiales naturales como el algodón, la seda y la lana, por sus siluetas alargadas, ligeras y holgadas, por la predominancia de tonos suaves y la preferencia por estampados que evocan el mundo natural. Kimonos, batas, pantalones sueltos, camisetas básicas, vestidos envolventes, blusas y chaquetas largas, leggings y los cada vez más queridos trajes-pijama son sus piezas clave, prendas perfectas no solo para trabajar frente al computador, también para hacer ejercicio y realizar los quehaceres del hogar.

Si la comodidad es la consigna para quedarse en casa, la ropa para salir de ella y enfrentar con seguridad las calles en época de pandemia sin dejar de ser cómoda pues debe facilitar el uso de medios de transporte alternos, cargar paquetes y trasladarse rápidamente de un lugar a otro estará pensada para proteger. De ahí que se priorice el uso de materias primas con tecnología anti fluido, prendas de cuerpo entero como enterizos o monos de trabajo con cremallera, abrigos largos, chaquetas o cami buzos con capucha, y leggings o pantalones cargo. El tapabocas pasa de ser un accesorio o complemento del vestuario a formar parte integral de las prendas superiores. Ya lo estamos viendo. 


En el universo del calzado también se manifestarán estas dos tendencias, que se verán reflejadas en el uso preponderante de tenis, baletas o zapatos planos y pantuflas con un toque chic, por un lado, y botas de media caña y zapatillas de suela gruesa, por el otro. Ya veremos qué más nos muestra el panorama.